Choferes de ambulancia en riesgo, 3 murieron en la CNS

Choferes de ambulancia en riesgo, 3 murieron en la CNS

PAGINA SIETE.- La Caja Nacional de Salud (CNS) tiene alrededor de un centenar de conductores de ambulancias y camilleros. De este número, tres perdieron la vida hasta la fecha y otros cinco se contagiaron con Covid-19. La dirigencia anunció que se dotarán de insumos de bioseguridad y pruebas a los trabajadores salubristas. 

“Tenemos más de 80 conductores y junto con los camilleros debemos llegar a un centenar de personas. Ellos corresponden a la CNS, regional La Paz. Hasta la fecha tenemos cinco personas que se contagiaron entre este grupo y tres conductores fallecieron. Lamentamos esa pérdida que es muy grande”, dijo Javier Ramos, secretario general del sindicato de trabajadores de esta entidad, Casegural.

 Según datos de la CNS, hasta la fecha se contagió el 33% del personal de esta entidad en La Paz, que equivale a cerca de 600 trabajadores. El fin de semana, el gerente de Salud de la entidad aseguradora Cristian Aguilar  reconoció que el equipo que está en primera línea corre un mayor riesgo. “Sólo en La Paz superamos las 600 bajas de aquellos trabajadores en salud que son los que manejan las camillas y se encargan de la limpieza. Se registraron también  enfermeras, licenciadas, bioquímicas y médicos contagiados”, afirmó.

Según el dirigente, el sector consiguió que la entidad se comprometa en la toma de pruebas Covid-19 para saber con exactitud cuántos de ellos se encuentran contagiados. La CNS prometió además insumos de bioseguridad para el control personal y otros cambios en cuanto al desempeño de sus funciones para reducir los riesgos de contagio.  

“En el Hospital Obrero lamentablemente ellos (los choferes de ambulancias y camilleros) se encontraban en un ambiente cercano a la morgue y ahora se hacen los trámites para que se trasladen  a otro lado de tal forma que no haya contagio. Tenemos que decir que las medidas de prevención no se tomaron a tiempo”, explicó.

Pese a estos cuidados, Ramos dijo que aún hay un “riesgo latente” de contagio porque el virus se extendió en todo lado. “Lo que haremos es minimizar los riesgos para que no ataquen a los compañeros, en especial a quienes son mayores de edad o tienen enfermedad de base y no tengamos que lamentar más pérdidas”, sostuvo.

El dirigente dijo que la CNS trabaja en la habilitación de más camas en el hospital Santiago Segundo de El Alto para pacientes Covid-19, además del alquiler de otro nosocomio  de la ciudad de La Paz para aligerar la carga que está soportando el Hospital Obrero en este momento.

El lunes, médicos, enfermeras, trabajadores salubristas y funcionarios del área de administración salieron a bloquear la avenida Brasil de Miraflores exigiendo cambios. “El Hospital Obrero era un centro  libre de Covid-19. Se supone que los pacientes de la CNS deberían internarse en el hospital Santiago Segundo de El Alto, pero su capacidad se sobrepasó por completo y los enfermos son enviados al Obrero”, dijo uno de los médicos en la protesta.

El gerente de Salud de la CNS explicó que otro problema que causó la saturación en el Hospital Obrero fue la falta de personal por permiso laboral para personas mayores de 60 años, para los que tengan una  patología de base o tengan  hijos menores de cinco años. 

“Algo que nos afectó profundamente es el hecho de que personal mayor o con enfermedad especial puedan acogerse a una baja especial. Más de la mitad de nuestro personal optó por esa vía”, agregó.