Mujer que mató a su hijo en Rurrenabaque fue sentenciada a 30 años de cárcel

Mujer que mató a su hijo en Rurrenabaque fue sentenciada a 30 años de cárcel

PAGINA SIETE.- Paola Salazar, de 24 años de edad, autora confesa del infanticidio cometido en contra su hijo de cuatro años en Rurrenabaque fue sentenciada a 30 años de cárcel sin derecho a indulto.

La fiscal Departamental de Beni, Martha Mejía, informó este miércoles que el Juzgado Instrucción Cautelar de San Ignacio dictó la sentencia cuya pena será cumplida en la cárcel de mujeres de Trinidad.

“Durante el desarrollo de la audiencia de consideración, de la salida alternativa de procedimiento abreviado, la imputada reconoció haber cometido el ilícito y renunció de manera voluntaria al juicio oral. En este caso el Ministerio Público ofreció pruebas contundentes como el acta de levantamiento de cadáver del menor, certificado de autopsia de Ley, informe psicológico realizado a la imputada, declaraciones testificales de los vecinos y otros elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó sentencia”, sostuvo Mejía a través de un comunicado.

Como parte del caso, se determinó la detención preventiva de Junior J.L.S., de 27 año, padre de la víctima, quien es investigado por violencia familiar y doméstica contra la madre del menor, razón por la que Salazar cometió el crimen.  

“El imputado deberá cumplir la medida en la carceleta pública de Reyes, hasta que concluya la etapa de investigación, no se descarta ampliar la imputación por otros delitos”, destacó la Fiscal.  

De acuerdo a las investigaciones, la progenitora habría tomado un arma punzo cortante y le realizó un corte profundo al niño en el lado inferior del tórax, luego la mujer procedió extraer algunos órganos vitales del niño, lo cual le provocó la muerte el 15 de julio.

La mujer argumentó que habría matado a su hijo por las constantes agresiones físicas que recibía de su cónyuge Junior J.L.S., asimismo se evidenció que la mujer era adicta a clefa.

De acuerdo a la autopsia de Ley elaborada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), la causa de la muerte del niño fue trauma torácico penetrante producido con arma blanca.